Muñecas Inspiradas en la Pedagogía Waldorf

Muñecas Inspiradas en la Pedagogía Waldorf

Un día recorriendo la web me encontré con estas muñecas, y ese mismo día me enamore de ellas, con esa neutralidad en la expresión de sus rostros  permiten soñar, imaginar, sentir sin fronteras. 

Son tan especiales y sencillas que enseguida invitan al juego y a la imaginación. …

Muñecas  Waldorf Sara

El filósofo Rudolf Steiner creó y formó las bases de la pedagogía Waldorf, en la que el aprendizaje es interdisciplinar, ligado a nuestras experiencias vitales, donde la imaginación y la creatividad juegan un papel importante en la formación de una sólida base física y emocional en cada niño.

Por ello, los materiales educativos y los juguetes son de origen natural y nos recuerdan la importancia de seguir en contacto con la naturaleza. La actividad artística y creativa son fundamentales en la pedagogía Waldorf y por este motivo, se basan en diseños sencillos y versátiles, sin manual de instrucciones, que permitan a los niños imaginar una gran variedad de propósitos.

Las muñecas Waldorf estimulan la imaginación

La creación de estas muñecas esta basada en la pedagogía del mismo nombre, lejos de reproducir “fielmente” las  particularidades de la figura humana, dejan para la imaginación infantil la actividad creadora, simplemente sugiriendo posibilidades, por ejemplo de fisonomía.

Cada una de estasmuñecas es hecha manualmente y su rostro es bordado a mano (con un mínimo de trazos), cada una adquiere un aspecto individual y único.

La muñeca Waldorf se caracteriza por respetar los tiempos del niño, de su sentir, su capacidad de imaginar y transformar su pequeño mundo. Se preguntaran como esta simple muñeca es capaz de cumplir con esa ardua tarea?

Esta muñeca es fabricada y cosida a mano, es pensada,  sentida y amada por quien la realiza. Posee un rostro neutro, dos pequeños ojos, una nariz casi imperceptible y una boca también pequeña, donde no se dibujan sonrisas. Con esta simplicidad y neutralidad en la expresión facial de las muñecas, los niños y las niñas son libres de expresar y simular, a través del juego, todo tipo de emociones y situaciones. Sin limitarse a los ojos brillantes y excelente sonrisa de las muñecas de plástico comerciales.

La vida esta llena de tristezas y alegrías y las muñecas que acompañan a los niños deben permitir que los sentimientos de estas fluyan con la energía que los caracteriza. 

Llenamos nuestro mundo y el de nuestros hijos con objetos que aprisionan nuestro pensamiento, producidos en masa, diseñado por otros, vacíos de significado, vacíos de emotividad. Si bien para los adultos esto es un hecho, algo normal, algo con lo que aprendemos a convivir y rara vez nos incomoda, para el niño es todo nuevo, todo esta por ser aprendido.  Debemos escoger cuidadosamente los objetos que rodean a nuestros hijos, de modo que este un día valorice al ser humano y al mundo material en su justa medida.

Termino diciendo que considero a estas muñecas una obra de amor,  son bellas y la belleza debe estar siempre presente en la vida de todos los niños.

Su calidez hace que enseguida se conviertan en inseparables acompañantes de nuestros pequeños, dándoles confort y paz abriendo paso a la imaginación y al juego abierto, viviendo y recreando situaciones cotidianas.

Estas muñecas son irrepetibles, no existen muñecas iguales, cada una tiene sus propias características y su propia personalidad. Como dicen algunas artesanos,  poseen una “alma”.

Qué te parecen las muñecas Waldorf?  Las conocías?


slide tienda blog

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *